La Red de Cooperación de Ciudades en la Ruta de la Plata es una Asociación voluntaria constituida por ciudades ubicadas en la denominada Ruta Vía de la Plata y en su área de influencia, para la actuación conjunta en la defensa y promoción de sus recursos turísticos, históricos, culturales y económicos. El objetivo principal perseguido por esta asociación es el de dar a conocer los recursos turísticos de las poblaciones que la integran, a la vez que revalorizar los múltiples atractivos que la Ruta Vía de la Plata representa por su variedad y amplitud.

La Asociación tiene personalidad jurídica plena y pública y está abierta a la incorporación de nuevos miembros.

La Red de Cooperación de Ciudades en la Ruta de la Plata inicia su andadura en Abril de 1997, con la firma, por parte de los alcaldes de Gijón, León, Zamora, Salamanca, Cáceres y Sevilla, de los estatutos que la rigen. 

A lo largo de estos años se han ido uniendo diferentes municipios ubicados en el itinerario. Actualmente la Red cuenta con 27 localidades asociadas:

  • Principado de Asturias
    • Gijón
    • Llanera
    • Ribera de Arriba
    • Morcín
    • Riosa
    • Mieres
    • Aller
    • Lena
  • Castilla y León
    • La Pola de Gordón
    • León
    • La Bañeza
    • Benavente
    • Zamora
    • Guijuelo
    • Béjar
  • Extremadura
    • Baños de Montemayor
    • Hervás
    • Plasencia
    • Casar de Cáceres
    • Mérida
    • Los Santos de Maimona
    • Zafra
    • Calzadilla de los Barros
    • Fuente de Cantos
    • Montemolín
  • Andalucía
    • Sevilla
    • Carmona

La Ruta de la Plata se asienta en un tradicional eje de comunicación del oeste español. En nuestros días constituye un itinerario rico y variado, que cuenta con varias ciudades Patrimonio de la Humanidad y que representa un potencial cultural y turístico de primer orden en la Península Ibérica y en la Unión Europea.

Este itinerario discurre por 4 regiones y 7 provincias en un eje norte-sur de 800 Km y más de 100.000 km2, contando con fuertes vínculos con el vecino Portugal. Ofrece la posibilidad de utilizar responsablemente un patrimonio cultural y natural muy importante.